domingo, 24 de noviembre de 2019

jueves, 23 de mayo de 2019

Herramienta de autor eXeLearning

http://exelearning.net
No hace mucho escribí un artículo sobre cómo incluir fórmulas matemáticas de una forma productiva en eXeLearning. Ahora quisiera explicar un poco mejor qué es eXeLearning (o simplemente eXe) y par qué lo podemos utilizar.

Tal como indica el título del artículo eXe es un programa de autor, es decir, un programa que nos ayudará a crear materiales educativos propios y a difundirlos en diversos formatos a nuestros alumnos o publicarlos en Internet para que cualquiera pueda beneficiarse de ellos.

Características de eXeLearning que lo hacen idóneo para crear materiales.


  • Es un programa de software libre, es decir,  es un programa que puede ser estudiado, modificado, y utilizado libremente con cualquier fin y redistribuido sin o con cambios y/o mejoras. No deberemos pagar por él y sabemos que su código fuente (el programa) puede ser examinado por cualquiera por lo que no esconde sorpresas como que monitorice nuestra actividad o informe a determinadas empresas de lo que hacemos con él. El software libre debería ser la opción preferente de los centros educativos ya que está basado en el altruismo que supone ofrecer el trabajo a los demás con la única recompensa del beneficio ajeno. Sin lugar a dudas el mundo sería un lugar mucho mejor si esta filosofía si impusiese en nuestras vidas, en lugar de intentar obtener beneficios de la educación y de mercantilizarla hasta límites insospechados y muchas veces obscenos, aunque este será el artículo de otro día.
  • El archivo generado lo podremos poner en Internet (es lo más habitual) pero queda en nuestro poder el documento original (un archivo con extensión elp) de forma que independientemente de lo que suceda con los servicios en la nube (tienen una marcada tendencia a desaparecer o cambiar sus condiciones de uso) no perdemos el material que tanto esfuerzo nos ha costado crear.
  • eXe estructura los materiales de forma jerárquica de forma nativa, es decir, es su forma natural de presentar los contenidos, jerarquizados por temas y subtemas. Esto facilita mucho la creación de materiales educativos que, salvo raras excepciones, son siempre de este tipo.
  • Dispone de un editor de texto que permite realizar las tareas habituales de escritura pero también admite todo tipo de material multimedia como si se tratase de una página web.
  • Aspecto de eXeLearning. El rectángulo de la esquina superior izquierda es la estructura del material que estamos creando (secciones y sus subdivisiones). En la parte izquierda inferior el conjunto de herramientas o iDevices. En la parte derecha el área de trabajo de la sección actual desde donde se edita o se visualiza el trabajo.
  • Dispone de diferentes herramientas, llamadas iDevices en la terminología de eXe, que permiten realizar distintos tipos de actividades y juegos. Entre ellas se encuentran las preguntas de verdadero y falso, rellenar huecos, ahorcado, huecos con deplegables, preguntas de selección múltiple, ordenar listas y otras. En la próxima versión que está a punto de salir se añaden todavía más actividades interactivas de este tipo.
  • Podemos insertar materiales creados con otras herramientas como Genially, por ejemplo. Esto nos permite centralizar en un eXe materiales dispersos que hemos creado con diferentes herramientas.
  • También dispone de iDevices para insertar páginas web externas, artículos directos de Wikipedia, actividades con Geogebra, posibilidad de adjuntar archivos en el material, etc.
  • En la próxima versión se incluirá también un buscador interno, algo que sin duda es muy importante para materiales de gran extensión que nos evitará tener que navegar por las diferentes subdivisiones.
  • Los formatos de salida incluyen estándares educativos como SCORM (especialmente para Moodle) pero también el HTM o el formato de libro electrónico ePUB. Posiblemente en el futuro se incluyan más formatos que faciliten el intercambio de contenidos con otros programas.
  • Para terminar esta lista, que podría ser mucho más larga, diremos que eXe es una herramienta de propósito general ya que nos permite crear materiales completos, incorporando incluso otros realizados con otras herramientas, lo que permite que el resultado final sea completo y no simplemente una parte de aquello que queremos transmitir a los alumnos. En este sentido es útil tanto para hacer una lección, una práctica de una hora o un libro de texto completo.
Para terminar diremos que existe un grupo de Telegram donde podrás obtener ayuda y compartir experiencias con otros usuarios de eXeLearning. Puedes acceder al grupo aquí: https://t.me/eXeLearning  
e
Si quieres saber más de eXeLearning (tutoriales, ejemplos, dónde publicar los materiales, etc.) puedes visitar el documento (creado con eXe) que se ha hecho para el grupo de Telegram en el que se explican estas y otras cosas: Qué es eXeLearning.

Aquí podrás ver algunos ejemplos creados con eXe (los dos primeros se encuentran en permanente ampliación):

Curso: Ciudadanía e Identidad Digital

Recientemente he desarrollado un curso para el INTEF titulado Ciudadanía e Identidad Digital. Este curso se llevará a cabo en septiembre pero la fecha para la inscripción se acaba el 5 de junio de este año 2019.


El material que encontraréis allí es riguroso, está fundamentado y bien documentado ya que además de mi experiencia como docente he intentado que fuese lo más actual y relevante posible para lo cual me he documentado de forma exhaustiva.

Como novedad, para cada bloque temático se incluyen diversas actividades prácticas, tanto para ser llevadas a la clase como en familia. Con esto he pretendido desarrollar un curso que, siendo eminentemente teórico por su temática, pueda ser llevado a la práctica en día a día con los alumnos y sus familias.

Os animo a leer el artículo que he publicado en el blog del INTEF: Ciudadanía e identidad digital: Construye una identidad digital correcta y muévete con seguridad en la red donde se explica en qué consiste.

En la página Cursos de Formación en Red del Profesorado puede encontrarse la ficha del curso así como la forma de inscribirse, además del resto de cursos que se impartirán a principios del curso que viene.

¡Os espero en septiembre!

sábado, 30 de marzo de 2019

Fórmulas matemáticas en eXeLearning, potenciado con MathJax

eXeLearning es una herramienta de autor de software libre que nos permite crear nuestros propios recursos educativos. Además de poder poner texto, imágenes o vídeo, tiene una gran cantidad de posibilidades como la creación de tests, actividades de rellenar huecos, juego del ahorcado, preguntas selección múltiple, verdadero o falso, etc. Además dispone de un buen conjunto de utilidades para definir términos, mostrar ventanas emergentes con información, insertar páginas externas y un largo etcétera que hace de eXe una herramienta imprescindible para el que crea sus propios materiales de calidad.

En el aspecto matemático, sin embargo, no está provisto de un conjunto de herramientas que permitan el uso intensivo de fórmulas y ecuaciones. Aunque el editor permite la realización de fórmulas, su uso es muy rígido y prácticamente se limita a escribir una fórmula por línea, lo que hace imposible una explicación o razonamiento matemático o físico tal como debería ser.

No obstante, el motor de visualización de fórmulas de MathJax (un proyecto dependiente de diversas universidades y organismos de matemáticas) ha creado un sistema para que cualquier web pueda mostrar fórmulas matemáticas por complejas que sean. Para ello uno de los sistemas que utiliza es \(LaTeX\). Es un sistema de composición de documentos de gran calidad y que tiene un gran capacidad para la creación de fórmulas matemáticas. MathJax lo que hace es dar soporte a los comandos de \(LaTeX\) para que puedan verse a través de Internet.

Así pues he creado un documento con eXeLearning (o simplemente eXe) donde se explica como añadir MathJax y cómo crear las fórmulas, desde las más sencillas, hasta otras que ya no lo son tanto. El documento se llama Fórmulas matemáticas en eXeLearning, potenciado con MathJax.

Puede accederse al documento pulsando sobre la imagen

La creación de recursos de calidad lleva implícito el disponer del control de aquello que creamos con nuestro esfuerzo. Con eXe se trabaja siempre en un documento local que tenemos en nuestro ordenador (otra cosa es si lo queremos guardar en la nube, es decir, en el ordenador de un desconocido) pero independientemente de los lugares a los que subamos nuestro material, el hecho de poseerlo físicamente nos asegura que cuando el sistema de turno cierre, se haga de pago o cambien las condiciones, no nos tengamos que bajar lo que con tanto trabajo hicimos en formatos extraños y que nunca son el original con el que los creamos. Por fortuna eXe permite hacer la exportación de datos en varios formatos, algunos específicamente de tipo educativo, de forma que podemos hacer público nuestro trabajo sin demasiado esfuerzo, pero al mismo tiempo conservamos siempre el original.

El docente que no posee los datos que él mismo genera no tiene tampoco el control de los mismos y el trabajo realizado puede acabar siendo una ilusión. Recordemos el tiempo invertido en Wikispaces, un servicio que hace ya un tiempo que dejó de existir. El formato con el que se trabajaba era absolutamente inútil cuando uno se lo bajaba a su ordenador, el tiempo requerido para ordenar y clarificarlo hubiese sido excesivo, la realidad es que todo aquel trabajo se evaporó y ya no existe. Ciertamente no hay nada seguro y menos en Internet, pero lo que ni siquiera tenemos en nuestro poder es lo más volátil entre lo efímero.

Espero que los docentes se animen a crear con eXeLearning y entrar en el mundo de lo abierto, es de lo más gratificante que tenemos.

domingo, 3 de febrero de 2019

Ética en el mundo digital

Del mismo modo que en los últimos tiempos se habla de el comercio justo, donde el ciudadano de a pie intenta comprar productos que haya sido obtenidos de una forma éticamente sostenible en lo económico, social y ambiental de forma que, voluntariamente, comprador y vendedor llegan a un acuerdo favorable a ambas partes, en Internet podemos hablar también del mismo concepto en relación con los servicios que utilizamos. Esto nos lleva al concepto de Internet Justo.

Ética en lo digital e Internet Justo


El concepto de Internet Justo supone que Internet es un bien común, entendido como algo de lo que se benefician todos los ciudadanos, que debe ser accesible para todos y no debe estar en manos de particulares o gobiernos que lo dirijan o manipulen para sus propios fines. En el Internet Justo todos aquellos que lo usan se benefician, estableciendo acuerdos voluntarios y mutuamente provechosos entre sus diferentes partes, sin que terceros salgan perjudicados.

Así pues, este concepto de Internet Justo nos lleva a proteger aquello que lo preserva como bien común y a rechazar los usos egoístas y que perjudican a parte de sus usuarios. Para poder llevar a cabo este concepto de Internet hace falta una ética personal. La ética que nos guía en la Red es aquella que nos lleva a preservar su viabilidad, tanto en el aspecto económico, como el social, como en el personal. No sería ético, ya que atenta contra otros ciudadanos digitales, reenviar mensajes falsos sabiendo que lo son, por ejemplo. Tampoco lo sería descargar un libro de forma gratuita si su autor todavía conserva los derechos, aunque podamos hacerlo y nadie nos vaya a decir nada.

Busom, en su artículo Prolegómenos para una ética digital, nombra 5 deberes a los que lleva la ética digital de los que destacamos 4 de ellos:
  1. Deber de transparencia: La opacidad va en contra de una ética digital. Lo que ocurre en la red debe ser registrado y se debe luchar contra todo fraude.
  2. Deber de ecuanimidad: se busca un equilibrio en la red que evite los monopolios y control de las minorías poderosas sobre el uso y acceso de la información.
  3. Deber de participación: se promueve la participación activa y se vela por el buen comportamiento en la sociedad digital.
  4. Deber de protección: la salud, la higiene y la seguridad en la red corresponden a una responsabilidad colectiva
Una de las características del mundo digital es que, a diferencia del mundo real, muchas de las cosas que hacemos son totalmente invisibles para los demás y aunque, al menos en teoría, todo es rastreable, la realidad es que para mucha gente Internet no es más que un gran territorio sin ley, donde todo es posible.

Si entramos en un supermercado y nos llevamos sin pagar un litro de leche, lo más normal es que nos paren a la salida y nos pidan explicaciones.  Si entramos en Internet y nos descargamos una película sin pagar, lo más normal es que nadie nos diga nada ni nos pidan explicaciones. Esto es lo que hace que aquí, más que en otra parte, sea necesaria una ética de la conducta. La viabilidad de la sociedad digital depende directamente del buen comportamiento de sus ciudadanos, los ciudadanos digitales.

Para que Internet sea realmente justo y un bien común sostenible, es imprescindible la ética en todo lo que concierne a nuestra relación con la Red.

La falta de ética


Aunque aspectos como las descargas ilícitas, el no respetar los derechos de autor, el acoso, la suplantación de identidad o los fraudes tienen una relación indiscutible con la ética (la personal, sobre todo) y quizás sean las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza al hablar de falta de ética, ahora queremos llamar la atención sobre grandes empresas o instituciones cuya ética dudosa nos puede afectar.

Traficantes de datos


Aunque no es el único caso, uno de los más famosos es el de Facebook. Esta empresa compartió datos con empresas como Amazon o Netflix, entre otras 150, que podían acceder a información que los usuarios no habían autorizado para ser usada fuera de Facebook, aunque no se sabe con seguridad parece que a cambio la red social adquiría más usuarios. Para más información: Facebook compartió datos sensibles de sus usuarios con más de 150 grandes empresas.

Además, los datos de todo aquello que se escribe de forma pública en las redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram (especialmente la primera, donde casi todas las cuentas son públicas) pueden ser leídos legalmente por empresas dedicadas a la minería de datos y, aunque suele haber restricciones en el número de datos que se extraen o el alcance de las búsquedas, la realidad es que de este modo se consigue una nutrida cantidad de datos personales.

Rastreo de la actividad


Muchas empresas tienen fragmentos de código en páginas web ajenas a su propio servicio que recopilan información sobre nosotros, de forma que pueden rastrear nuestra actividad a través de Internet. En el artículo Online Tracking: A 1-million-site Measurement and Analysis se analiza con detalle, sobre un millón de páginas, las empresas que realizan este rastreo (tracking) y han elaborado el siguiente gráfico:

Donde el rastreo Google destaca por estar presente en el 75% de las páginas de todo Internet, seguida a distancia por Facebook, Twitter y Amazon. Hay extensiones que bloquean el tracking y además nos informan de las empresas que lo usan a medida que navegamos. Aquí podemos ver el resultado proporcionado por la extensión DuckDuckGo Privacy Essentials:
:
Puede verse que aunque estas estadísticas son particulares de un usuario concreto durante algunos días de navegación, no están demasiado alejadas de las citadas por el artículo. Además, la presencia de Google es todavía superior. Google proporciona numerosos servicios para los desarrolladores de páginas web, entre los que se incluyen las estadísticas de visita al sitio con todo tipo de información detallada de sus visitantes (cómo llegaron a una página particular, qué busqueda hicieron, de qué página venían, en qué página abandonaron el sitio, etc.) es normal entonces que sus servicios sean requeridos por muchos creadores de páginas. Eso sí, a costa de que toda nuestra actividad queda reflejada en los servidores de Google.

¿Esta actividad es legal? Sin duda lo es. ¿Pero, es ético? Este es un buen debate para llevar a cabo con nuestros alumnos.

Persecuciones étnicas


En 2017 la mayoría budista persiguió, violó, mató y provocó un éxodo de 700.000 personas de la minoría rohingya que tuvo que huir de su país natal, Birmania, a Bangladesh. En el artículo de El País, titulado El ‘mea culpa’ de Facebook, podemos leer:
Siempre incómodos para la mayoría budista, su pesadilla comenzó el 25 de agosto de 2017, cuando se inició una ofensiva contra ellos en la que tuvo un papel muy destacado, según BSR, la división de propaganda del Ejército birmano. A través de diferentes cuentas de Facebook lanzó una campaña de bulos y falsedades sobre los rohingyas que prendió rápidamente y provocó una ola de intimidaciones, agresiones, casas abrasadas y asesinatos que los obligaron a emprender el éxodo hacia Bangladés. Allí permanecen aún 720.000 desplazados, en el mayor campo de refugiados del mundo.
Aunque Facebook no es el causante de este genocidio, sin embargo, tiene una responsabilidad directa, ya que, tal como ellos mismos reconocen, su reacción fue lenta y totalmente insuficiente para parar el desastre. El gran poder y los altos beneficios que ostentan algunas empresas hace que su prioridad no sea ni la seguridad, ni las personas, sino el obtener más ganancias. Sólo cuando el escándalo es inevitable aparece la reacción.

Redes sociales para cambiar ideas políticas


Se ha constatado en más de una ocasión la existencia de falsos perfiles en las redes sociales formados por bots (programas que imitan los humanos) que cuando llega el momento de actuar reenvían los mensajes favorables a la idea que se pretende transmitir (por ejemplo, que determinado candidato electoral es corrupto o noticias falsas denigrantes sobre el mismo) y también los generan nuevos. Los usuarios ven como estos mensajes aparecen (especialmente en Twitter y Facebook) por todas partes, lo que da la falsa impresión de que pertenecen a la opinión pública y aquellos que rodean el usuario, eso hace que aquellos que están en contra de estas ideas muchas veces callan por sentirse en minoría. Así de este modo se potencian unos mensajes y se acallan otros. En el artículo de ABC Las redes sociales como arma política: mucho más que Trump puede verse un ejemplo de esta técnica.

No acaba aquí


Pero la lista de actitudes carentes de toda ética no acaba aquí, podríamos seguir con el caso de Apple, en el que las baterías hacían ir cada vez más lentos los iPhone. O el espionaje global al que el gobierno de Estados Unidos junto Australia, Canadá y Reino Unido, estaban sometiendo a la población de sus propios países, sin respetar la privacidad ni los derechos de nadie.

¿Qué podemos hacer?



Lógicamente la mayoría de lo que se acaba de exponer está fuera de nuestro círculo de decisión y de influencia, de forma que no podemos modificar su status directamente. Sin embargo será una buena práctica conocer y usar otros sistemas aparte de los que ya utilizamos, no debemos circunscribirnos a un único servicio porque nos volvemos dependientes de él.

Podemos tomar decisiones que nos permitan mantener la exigencia de una ética en nuestros actos, especialmente en lo que afecte al deber de ecuanimidad del que ya hablamos antes y que es el que nos trae aquí. Está en nuestras manos decidir qué servicios vamos a usar y cuáles no y si transigimos con ciertas actitudes o simplemente hay algunas que no las aceptamos, por lo que dejamos de usar ese servicio.

Para el buscador Google existe una buena alternativa, que no guarda en ningún lado lo que buscamos, ni rastrea nuestro recorrido por Internet, nos referimos a DuckDuckGo un buscador que no almacena información privada. Además su extensión, DuckDuckGo Privacy Essentialsbloquea los rastreadores lo que lo hace especialmente útil. Para el resto de servicios podemos leer: ¿Se puede vivir sin Google? Alternativas con mayor privacidad.

Aunque no hemos hablado de WhatsApp, pertenece a Facebook ya que lo compró en 2016 por 22.000 millones de dólares y, por lo tanto, participa de sus mismas políticas. Una alternativa que está perfectamente a la altura y que lo supera en más de una funcionalidad es Telegram. Una programa de mensajería cada vez más usado ya que presenta ventajas con respecto a WhatsApp, una de ellas, que además tiene implicaciones educativas, es que no es necesario ceder el número de teléfono con las otras personas para utilizar Telegram, basta con tener un nombre de usuario.

Los sistemas operativos para ordenador están controlados por Microsoft y Apple ya que la mayoría de los usuarios utiliza Windows, de Mircrosoft, o macOS, de Apple. Afortunadamente existe una alternativa que no deja nada que desear a estos dos sistemas operativos y son las diferentes distribuciones de Linux. Con docenas de sistemas operativos para escoger seguro que hay uno que se adapta a las necesidades particulares de uno. Ubuntu es probablemente el mejor para empezar. Un acercamiento ético a la informática, conduce siempre a Linux, donde no es necesario piratear o comprar programas para poder usarlos ya que se basan en el concepto de software libre, lejos de un uso exclusivamente mercantilista.

Afortunadamente Internet sigue siendo un lugar donde podemos ejercer nuestra libertad de elección, algo que debemos hacer si no queremos caer de pleno en los brazos de las empresas que negocian con nuestros datos.


Podemos trabajar estos temas con los alumnos, aquí hay algunas ideas
  • Escoger alguno de los dilemas éticos que se pueden plantear en Internet o de los deberes y organizar un debate o un estudio de profundización.
  • Fomentar el concepto de Internet Justo exigiendo a los alumnos el respeto de la propiedad intelectual y los productos que no son gratuitos en Internet.
  • Fomentar la enseñanza y el uso de programas alternativos a los más usados.
  • Realizar un trabajo donde los alumnos elaboren listados de alternativas a los programas más usados.


Para saber más
BUSOM, R. (2015). Prolegómenos para una ética digital. Digital Responsability

BALLADARES, J. (2017). Una ética digital para las nuevas generaciones digitalesRevista PUCE.