miércoles, 6 de junio de 2007

Edublogs: un medio muy apropiado, a veces

El profesor Benedicto González ha elaborado una interesante réplica a mi artículo del 26 de abril Edublogs ¿un medio poco apropiado? Su artículo Edublogs: un medio muy apropiado (En defensa de la Pedablogía) entiende que se ha producido un ataque a los edublogs donde es necesaria su defensa.

En primer lugar, lo que he intentado hacer es una reflexión sobre la idoneidad de los blogs educativos en determinadas facetas. En segundo lugar, no se mantiene la tesis de que los edublogs no sean útiles en educación, algo que ya se le ha achacado con demasiada frecuencia, probablemente debido a que me he limitado a hablar de lo que para mí son defectos inherentes al blog, pero que en ningún caso iban destinados a afirmar que los blogs no deban ser usados en la tarea docente. Lo que he querido plantear desde el principio es si en determinadas ocasiones el blog no supone un esfuerzo suplementario frente a otros medios.

Muy probablemente buena parte de la culpa en la interpretación negativa de mi artículo es la frase final con la que termino, ya que tiene tiene un aspecto lapidario, aunque se hizo así de forma intencionada con el fin de fomentar e instigar la reflexión sobre el blog en la educación:

Sin embargo, para el desarrollo de la clase, el edublog se caracteriza por su flagrante falta de eficiencia.
Es muy importante la expresión: para el desarrollo de la clase. Porque con ella estoy delimitando el alcance de mis críticas, que van dirigidas, sobre todo, a lo que se entiende por el uso del blog como apoyo a la clase presencial cotidiana. No a un trabajo específico realizado durante una o varias semanas, no a la discusión de un tema tratado en clase puntualmente, no a la exposición del temario de la asignatura, no a la presentación de resultados por parte de los alumnos de la tarea impuesta por el profesor, etc. Estoy hablando del uso diario (si no diario, al menos continuo) del blog por parte del profesor o de los alumnos como complemento habitual al desarrollo de lo tratado día a día en el colegio o instituto.

Igualmente en ningún momento he hablado de que el edublog no cumpla su función o no pueda ser utilizado con éxito. A eso me refería cuando hablaba de la falta de eficiencia. Que no tiene nada que ver con la falta de aplicabilidad, sino que hace referencia a su escasa optimización en determinados aspectos educativos. Por ese motivo en el título del artículo se puede leer: un medio poco apropiado. Así pues estoy totalmente de acuerdo con el texto de Benedicto González:
Cuando leí este interesante artículo, obviamente me chocó porque creo firmemente en la utilidad de esta herramienta tecnológica en Educación y la vengo usando con éxito por tercer año consecutivo, en mi caso, la práctica dista mucho de lo expuesto por el prof. de Haro; todo lo contrario, la Pedablogía ha sido una experiencia exitosa.
Efectivamente, nada impide el uso exitoso del edublog así como la complacencia personal en su uso. El problema es otro muy distinto. Y tiene que ver con la falta de eficiencia que muestra en muchos de sus aspectos. No repetiré aquí otra vez los argumentos que ya están publicados, aunque sí matizaré algunas de las críticas vertidas.

Se ha dicho ya varias veces que en ningún sitio se habla de que el edublog sirva para cualquier cosa. Así es, no se dice explícitamente en ningún lugar. Sin embargo son muy numerosos los lugares donde se habla de las excelencias del blog en educación sin hacer ningún análisis crítico de las utilidades reales que tiene. O se proporcionan unas directrices generales que dan la impresión de que el blog es una especie de panacea universal. Un ejemplo de esto (podríamos encontrar muchos más) lo podemos ver en Blogs, bitácoras, weblogs y su uso en la docencia universitaria donde se puede leer, en referencia al uso educativo de los blogs:

Estudiantes: trabajos realizados, reflexiones, aspiraciones futuras y recursos favoritos
Profesor: ejemplos de trabajos y exámenes, visión y filosofía sobre el proceso de enseñanza

Presencia en línea de profesores y estudiantes. El blog puede contener artículos, noticias, programa, presentaciones y documentos relacionados a los cursos.

Desarrollo de temas en colaboración con otros estudiantes.
Calendario de tareas del curso
Cartelera electrónica del curso: calificaciones, anuncios y asignaciones
Publicación de artículos relevantes al curso

Esta es la única referencia al uso de los edublogs, el resto de las 29 diapositivas tratan sobre otros aspectos de los blogs. Después de leer esto, que está inmerso ente docenas de otras diapositivas donde se alaba el blog, puede parecer que el blog es óptimo para todas las funciones, dando la falsa idea de que puede ser usado casi en cualquier tarea educativa. Evidentemente que puede ser usado para muchas tareas, el asunto está en si esto es siempre realmente aconsejable o no. Y ahí es donde mi crítica se hace más evidente.

Por ejemplo, en la presentación citada anteriormente, de forma poco rigurosa se dice que los documentos, artículos, etc que se usan durante las clases se pueden poner en el blog. Siendo esto cierto, sería mucho mejor exponerlos en una web tradicional o en una wiki. Donde se pueda llegar navegando mediante una estructura lógica (materia, tema, subtema, etc.) que pueda ser reutilizada durante más de un curso sin necesidad de ir republicando la dirección o con etiquetas que requieren unas precisas instrucciones del profesor sin el cual no se podrá recuperar la información. Por eso para mí este tipo de catalogaciones son artificiales y las he llamado trucos, artimañas o subterfugios, porque no son intuitivas y sin la "clave" apropiada la información queda oculta. El blog se podría usar como apoyo a esta wiki o web tradicional, para dar la información puntual requerida en ese momento. Pero los documentos, problemas o ejercicios no parece que estén de forma idónea en el blog ya que quedan absorbidos rápidamente por otros artículos publicados más recientemente.

Tenemos un ejemplo claro de esto en lo que expone el profesor Benedicto González cuando dice:

Le he enseñado a mis alumnos a usar categorías y hacer índices temáticos, a usar adecuadamente el registro por fechas que suele estar a un costado y luego conocer la utilidad de la aplicación ninguno de ellos se ha visto confundido o complicado y no creo que los estudiantes españoles (que es la experiencia vista por el profesor y doctor de Haro) carezcan de algunas habilidades intelectuales que mis alumnos chilenos sí tienen.

Si yo acudo a uno de estos edublogs seguramente no seré capaz de recuperar información relevante de forma precisa y eficiente ya que desconozco totalmente el sistema utilizado para su catalogación. Los alumnos igualmente necesitan ser instruidos previamente para poder aprovechar la información almacenada con anterioridad. Sin embargo, una web dedicada únicamente a almacenar información responderá de forma mucho más eficiente a cualquier petición de información concreta, ya que no tiene elementos extraños a los propios datos, como comentarios, avisos, noticias, etc y su estructura es jerárquica y no lineal, con lo que podremos seguir con facilidad el orden establecido hasta llegar al nivel deseado. Repito, es una cuestión de eficiencia no de posibilidad.

Según mi punto de vista el blog requiere un esfuerzo mayor para determinadas tareas como es la publicación de ejercicios, apuntes o trabajos (por citar algunos) y resulta mucho más eficiente centralizar estos recursos con otro tipo de herramientas. Por eso creo que para el uso diario de la clase el blog puede desempeñar una función, como la de tablón de anuncios, pero tiene que ser el complemento de otros recursos donde la información se estructure de una forma jerárquica independiente del factor temporal.

El mayor problema que veo es que el edublog pueda llevar al desánimo a los que se acercan a estos medios por primera vez, con ganas de utilizar nuevas herramientas. Profesores que saben muy poco de informática, que no están al día en nuevas tecnologías o que no son expertos en estos temas. Estoy hablando de la mayoría de los profesores, para los cuales el uso del blog puede suponer un gasto considerable de tiempo, en aprendizaje y en mantenimiento. Hay que evitar que experiencias como la expuesta en el artículo: A los alumnos no les atrae su blog, se puedan repetir. Sólo estoy pidiendo hacer las cosas con racionalidad y no dar a entender que el blog es más de lo que realmente es. Debemos utilizar el blog de forma eficiente, es decir, discriminando para qué puede ser útil y para qué no. Esto sólo se consigue poniendo en tela de juicio algunas de sus funcionalidades y llamando la atención sobre sus posibles defectos en educación. Decir que todos estos problemas son salvables es legítimo y cierto, pero eso no soluciona el problema del profesor que tendrá que dedicar horas a este medio para que quizás al final el resultado sea totalmente insatisfactorio. Aquí es donde yo pretendo salvar la pedablogía y no atacarla.

Siento que el profesor Benedicto González no haya hecho ninguna referencia al trabajo Vida del edublog. Donde se llegan a unas conclusiones que apoyan (no demuestran) lo expuesto aquí y, por tanto, no apoyan un edublog exento de problemas.
Aún cuando no se acepten mis puntos de vista, este trabajo, Vida del edublog, debe hacernos reflexionar sobre porqué el edublog tiene una dinámica de existencia diferente a la de otros blogs.

Agradezco el análisis del profesor González que ayuda a reflexionar y a plantear seriamente este tema. Y justamente de esto es de lo que se trata.


Lamento no poder redactar una respuesta más detallada y estructurada, pero la falta de tiempo me lo impide.

1 comentario:

  1. Anónimo7/6/07 08:29

    Mi opinión es que los blogs son herramientas muy útiles para publicar en internet comentarios, opiniones, ideas. Para hacer que los alumnos escriban, publiquen y lean. Y poco más.
    Pero no son nada apropiados para presentar un tema, como bien dices de forma estructurada, organizada. Para eso son muchísimo más útiles las webs tradicionales o cualquier CMS tipo nuke o joomla (en los que también podemos hacer que los alumnos escriban y lean y participen).
    Pero, lo que ocurre es que los blogs son extremadamente fáciles de utilizar y han hecho el milagro de que muchos profesores sin saber nada de html o ftp puedan publicar sus cosas.
    La fiebre se ha extendido y es complicado ir contra corriente, aún teniendo mucha razón en lo que expones.
    Pondre unos ejemplos:
    Esta página es simple. ¿Se podría hacer con un blog? Creo que no.
    Esta otra sobre
    tampoco, y eso que no es ningún modelo de diseño. Pero esa estructuración, facilidad de navegación no se da en los blogs, no puede darse.
    Y la última. Cualquier webquest bien hecha supera con creces a cualquier blog.
    Los blogs nacieron para una cosa y se les pretende convertir en la panacea para webs educativas. Es un grave error.

    ResponderEliminar

Escribe a continuación tu comentario: